Uncategorized

El gato y su rascador

Una de las necesidades básicas de nuestros gatos es el rascador, ya que los gatos domésticos conservan muchos de sus instintos salvajes y su manera de externarlos es en el ambiente en que viven, es decir: nuestra casa; sin embargo si no sabemos detectar estas necesidades pueden convertirse en un problema de conducta, como lo es el que arañen todos los muebles de nuestra casa.
Te preguntarás ¿por qué los gatos arañan o rascan? La respuesta está en el crecimiento de sus uñas ya que crecen por capas, de tal manera que realizar esta acción le permite retirar las capas muertas de sus uñas y afilarlas, además al momento de que lo hace marca territorio tanto visualmente como hormonalmente porque deposita cierta cantidad de feromonas en el acto. Todo esto, conlleva al bienestar de nuestro pequeño felino, por lo que si no tiene un lugar donde arañar, usará lo que a él le parece adecuado que por lo general a los dueños nos genera muchos disgustos, ya que arañarán sillas, muebles, puertas y cualquier elemento de nuestra casa que a ellos les parezca tiene una buena textura para afilar sus uñas y marcar.
Es por esto que contar con un rascador en casa es de vital importancia si tienes problemas de conducta con tu gato, sin embargo, si es la primera vez que compras un rascador es posible que aún te preguntes ¿cuáles son los aspectos que debo de tomar en cuenta al momento de elegir un rascador? Nuestra recomendación es la siguiente:

  1. Debe ser firme, ya que nuestro gato realiza esta acción con mucha fuerza para poder quitarse las células muertas de sus uñas, y si se desestabiliza es posible que no vuelva a usarlo.
  2. Debes de considerar los lugares claves de tu casa, es decir, aquellos donde sueles estar tú y compartas el espacio con tu mascota, ya que si colocas el rascador en un rincón no logrará cumplir su función y lo más seguro es que tu gatito siga arañando tus sillones.
  3. El tamaño de nuestro rascador lo determinará el espacio que tenemos en casa, sin embargo es recomendable que sea del tamaño de tu gato, es decir, que pueda estirarse por completo en el para que afile las uñas de sus cuatro patas.
  4. Si es la primera vez que utilizas un rascador, te recomendamos que lo rocíes con catnip o un spray de feromonas para que tu gato lo adopte y comience a utilizar. Otro truco es dejar un premio sobre su rascador como señal de que está actuando positivamente y continúe haciéndolo.

Pero ¿qué pasa si has visto muchos rascadores y aún no encuentras uno que se adapte a la perfección a tu gato y a tu casa? Te recomendamos nuestra nueva línea de camas-rascadores para gatos marca Handels, ya que tienen un diseño moderno pensando tanto en la decoración de tu casa como en la comodidad de tu felino, y lo puedes utilizar como mueble en cualquier parte de tu casa ya sea en la sala de estar, sala de tv, recámara e incluso en exteriores; estos muebles cuentan con un rascador de cartón rígido y un cómodo cojín para que lo utilices también como cama para tu gato, además su diseño es personalizable, así los muebles de casa ya no sufrirán ningún daño y todos vivirán cómodamente al estilo Handels.